jueves, 22 de diciembre de 2016

Guerrismo






Como Alberto y yo somos buenos amigos desde hace mucho tiempo, quiero hoy haceros una especia de semblanza de él mismo, como lo veo yo. Alberto, Guerra para los amigos, es lo que sería hoy en día un antimodelo o, literariamente hablando, un antihéroe. En este mundo pragmático y capitalista, Alberto es un rebelde del sistema. Si todo el mundo fuera como Alberto Guerra, el neoliberalismo se iría a pique en dos minutos.

Esto lo digo porque las bases vitales de Alberto Guerra son la literatura, el amor (sexual) y el alcohol, sustentos de vida con los que nuestro querido presidente Mariano estaría muy en desacuerdo. Gente como Alberto hacen que nuestro mundo valga la pena. Alberto es capaz de reunir muchos amigos a su alrededor y compartir con ellos su filosofía de vida, una filosofía tan atractiva que muchos se han convertido ya al “guerrismo”. Aquí, precisamente, hay hoy muchos empiristas afiliados a esta nueva filosofía vitalista alejada de dogmas y sistemas.

Su filosofía de vida hecha objeto se llama Séxtasis. Su editorial nace de la experiencia sexual, etílica y literaria, y plasma en las páginas que edita ese amor pasional por las ganas de vivir, las ganas de amistad y el cachondeo.

Hoy podemos estar haciendo historia, quién sabe, en este café literario de Madrid. Hoy vamos a brindar por la poesía hecha juego. Para que pase a formar parte de todas las facetas de nuestra vida. Gracias Alberto Guerra, gracias Leticia Forzani, por este regalo que es poder formar parte de la historia de Séxtasis, rodeado, además, de tan buenos poetas y amigos.


¡Viva el “guerrismo”!


DIEGO MEDINA POVEDA

viernes, 16 de diciembre de 2016

PRESENTACIÓN FUNNY GAMES




FUNNY GAMES es un póquer de juegos en uno. Con solo 44 cartas podrás sumergirte en 4 universos paralelos: WAR GAME (un juego erótico-festivo para encuentros etílicos,) IMAGINE GAME (un juego de creación para veladas literarias), TRADITIONAL GAME (póquer, tute, mus... ¿cuántos más conoces?) y POETRY GAME (40 poemas breves para combinar como más te guste). 4 poetas, 4 palos, 4 modalidades de juego, diversión sin límite.


ALBERTO GUERRA OBISPO

Porque amas verme hacer aquello que amo,
crees que me amas cuando me ves escribiendo,
pero deberías amarme siempre que te veo

porque te estoy haciendo a ti con la mirada.


DIEGO MEDINA POVEDA

La vida es todo el tiempo que nos queda
para tratar de ser sin conseguirlo.


SESI GARCÍA

Han pasado las calles de antes
como dolores rojos de garganta.
La tos floja que nunca olvida.
La rápida postal de varios pasos.


JULIO SANTIAGO

Soy
una
puta
muy
envidiada,
trabajo
la
mejor
esquina
del
“alma”.



domingo, 4 de diciembre de 2016

DIME CÓMO ESCRIBES Y TE DIRÉ QUÉ BEBES




Era sábado. Estrenaban el ciclo “Dime cómo escribes y te diré qué bebes”. No podía perdérmelo. Como ya sabéis, soy un adicto a los eventos donde fusionan el arte y el alcohol. Llegué pronto. Muy pronto. Justo a la hora que marcaba el cartel. Varias personas se saludaban al fondo del local y comenzaban a sentarse en las mesas. Decidí no juntarme con el populacho y quedarme en la barra. Hay noches que prefiero camuflarme en el anonimato y disfrutar del trago y el verso en soledad. Los días lluviosos me ponen melancólico. También alcohólico. No sé si la rima consonante tiene algo que ver. Decido empezar con un vermú mientras espero a que el show eche andar. Lo termino justo cuando veo al barman colocar una hilera de botellas delante de mí. Sonríe. Un buen camarero sabe cazar al vuelo a un mejor cliente. “Esta noche tenemos evento” susurra. “Por eso he venido; pero prefiero estar aquí. Me gusta paladear el ambiente desde la lejanía. No hay ningún problema, ¿no?”. “Ninguno. De hecho usted va a ser el primero en probar el cóctel”. Observo al chaval mientras prepara la obra maestra. Es preciso como un químico y ágil como un escultor. Dentro de poco deberían incluir la mixología dentro de las bellas artes.

Un minuto después tengo ante mí un Singapur Sling. El cóctel favorito de Vázquez Montalbán, el trago más famoso del sudeste asiático, la bebida estrella de esa noche sin estrellas y con lluvia. Comienza el espectáculo. Toma la palabra Alberto Guerra, el coordinador etílico-artístico de Xelavid. El creador de los “cuenbates” y las “catas literarias”. Un hombre que adora el arte y el alcohol a partes iguales. Nos introduce con soltura por el mundo de los destilados contándonos numerosas curiosidades de la bebida que tengo entre las manos. El porqué del nombre, los ingredientes, el origen, qué famosos fueron adictos a él. Después llega la parte literaria. Manuel Vázquez Montalbán, bebedor asiduo del Singapur Sling. Comienza a intervenir Sesi García, el artista invitado, estudioso de la obra del creador de Pepe Carvalho.

 Alberto y Sesi se interrumpen, ríen entre ellos, se respetan, intercambian distintos pareceres sobre el alcohol y la literatura. Parecen interpretar una escena dialogada de cualquier película con aires de grandeza. Pero no son genios, son humanos que disfrutan hablando, conociendo, bebiendo y degustando. Saben de licores y literatos, y esa sabiduría contagia al resto de la sala. Me dan ganas de salir corriendo a comprarme un libro de Vázquez Montalbán. El Singapur ya me lo he leído. Pido otro. Engullo copas y letras a partes iguales. La gente no me sigue el ritmo pero sigue el evento con atención. Cuando ves a alguien disfrutar con lo que hace también te hace disfrutar a ti. Ojalá en la universidad existieran clases tan divertidas. Como dice Carvalho en El premio “saber el origen de los placeres aumenta la capacidad de gozarlos”.


Termino mi segundo Singapur Sling. Sigue lloviendo. Concluye el acto y todo el mundo comienza a felicitar a los protagonistas, a intercambiar impresiones, a emborracharse. Algunos también se marchan. Siempre ha habido clases. Me ha gustado el espectáculo. Repetiré seguro. He echado un vistazo a las próximas sesiones y no tienen desperdicio. Poetas de la talla de Julio Santiago (travestido de Gloria Fuertes) o prosistas afilados y oscuros como Quique Fernández (disfrazado de Hemingway). Decido pedirme un islay. Pensar en escritores norteamericanos me trae a la memoria el whisky. Además, el scotch ahumado es la mejor forma de quemar una noche. No quiero salir. Hoy no. Prefiero irme a la cama, seco y calentito. Antes de introducirme en mi lecho de suerte cojo un libro. Los pájaros de Bangkok. Demasiada poesía y Singapur Sling en mis venas para no volar, al menos un par de páginas, hacia el sudeste asiático.  



Alex Sawa

viernes, 18 de noviembre de 2016

JUGANDO A FUNNY GAMES (Ejercicio de creación literaria) LLUVIA




El otro día, en la Tertulia literaria "Tintos&Tinta", estuvimos jugando al juego creativo de Funny Games (Séxtasis Ediciones), que se presentará el martes 20 de diciembre a las 20:00 en el café El Despertar. Funny Games es un poemario-juego bastante polifacético. Contiene cuatro modalidades: traditional game (los juegos de cartas de toda la vida), poetry game (el poemario en sí, con cuarenta poemas de cuatro autores diferentes), war game (juego erótico-etílico para momentos de más desparrame) y creative game (el juego para potenciar la creación literaria).

Después de superar varias pruebas, finalmente, los siete concursantes logramos tener cuatro cartas en nuestro poder para crear con ellas una historia. Casualmente, a mí me tocó una carta de cada autor:

LLUVIA DORADA

Pagué el servicio,
me dijo que llovía
oro mojado.

Alberto Guerra Obispo



TATUAJE

El surco del dolor
sobre la piel de arena. 

Diego Medina Poveda




Perdí un lápiz gastado
en una playa
de Francia. Cuántas cosas,
cuántas bellezas
escribirá sin mí
en esa playa.   

Sesi García




Siempre
me 
apetece
morder
manzanas
sin 
pelar...
¿será
por
lo
del
pecado
original?

Julio Santiago



Y tras diez minutos de escritura, me salió esto: 


LLUVIA 

La conocí en la playa. Me fijé en ella por su tatuaje. Un ave fénix que crecía desde su seno izquierdo hasta la cintura. No me gustan los pájaros. Los animales en general. Pero me encanta la mitología. Si una persona se tatúa un gato o un perro es imposible que no adore ese tipo de mascota. Un ave fénix es diferente. Es un símbolo. El pájaro que renace de sus cenizas.

Empecé a fantasear intentando adivinar su historia. ¿Qué habría superado? ¿De qué clase de infierno renacería? Me fui al agua. Quería observarla desde otra perspectiva. Llevaba gafas de sol. Era imposible establecer contacto visual con ella. Me gusta entrar a las tías con los ojos. La mirada es un arma letal infravalorada por la cartera y el gimnasio. Mis ojos no son nada especiales por sí solos. Nada de azules, negros o verdes intensos. Son muy comunes. Pero los carga el diablo.

Salí del mar y fui corriendo hasta la toalla. Cuando pasé por su lado la mojé. “Perdona”. “¿Por qué tengo que perdonarte?” preguntó. “Por el agua; te he mojado sin querer”. “Me encanta el agua, más en un lugar seco como este. Viví tres años en Escocia y acabo de volver. Estoy en plena fase de adaptación al sol y el secano”. Me sorprendió su respuesta. No sospeché que fuera tan habladora. Me gustaba dejarme fluir. Y las personas afines a mi filosofía. “¿Qué es lo que más echas de menos de Escocia?”. “La lluvia”. Se quitó las gafas. Sus ojos eran dos manzanas arrancadas del árbol del pecado original. “Yo también viví en Escocia, pero solo un año”. “¿Y echas algo de menos?”. La miré con descaro. Mordí sus ojos. Degusté su lluvia. También su infierno. Pensé en un exnovio escocés. Maltratador. Agresivo. También visualicé una posible violación una noche en Glasgow, al volver de fiesta. Fantasee, incluso, con alguna muerte cercana. ¿Su madre?, ¿su padre?, ¿su pareja? Pasaron mil imágenes por mi cabeza intentando hallar su infierno personal. El lugar de donde había renacido. “La lluvia, también echo de menos la lluvia” dije mientras sentía en el pecho la primera gota de amor. 



martes, 15 de noviembre de 2016

SEXAGERACIONES - CAPÍTULO 8 - HAZME MENTIR



No había vuelta atrás. Cuando Iván introducía su mano en la cueva de las maravillas solo podía ocurrir una cosa. Él, hombre paciente y dadivoso, amaba lo tierno. Lo húmedo. Lo esponjoso. Odiaba el clima de secano y las grietas y las grutas resquebrajadas. Le encantaba chapotear en el interior de las mujeres. Entre sus musgos, líquenes y riachuelos. Era piscis. Y su signo del zodiaco le guiaba cuando osaba nadar en charcas femeninas.

Llevaba casi una semana sin adentrarse en Juanita, y eso se notaba. Él estaba nervioso, descentrado. Ella irritable y estresada. El sexo no se vende en farmacias, pero es la medicina más efectiva contra el mal del amor. Él aún no sabía si usaba de eso. Se lo habían vendido desde pequeño, como el bien más preciado del mundo. Tras dos novias reconocidas y casi un centenar de amantes, Iván se sentía estafado. Al menos, con Juanita disfrutaba del sexo. No le dejaba degustar el averno femenino con su boca, pero tampoco le importaba demasiado. Él, que era una profesional del sexo oral, había aparcado la lengua para empezar a usar la recortada. Le encantaba apuntarle en el pecho. O en la boca. A veces, cuando llegaba al límite, no tenía más remedio que disparar a bocajarro en el ombligo de la víctima. Lo hacían sin condón. Siempre le habían gustado los deportes de riesgo. Hasta que comenzó a sonar la música de las E.T.S. y tuvieron que afiliarse al preservativo. 

Llamaron a la puerta. Era Juanita. Iván le plantó un beso cuando abrió. Luego la abriría a ella. Bucearía entre sus aguas hasta llegar al jadeo que lo resume todo. O a ese aullido largo y prolongado. A veces, incluso, podría llegar a ser una pérdida de conocimiento. Una vez, Iván, consiguió que una mujer llorara tras el orgasmo. Nunca supo si de felicidad o de tristeza. Él cree que por lo primero. Hay que ser optimista en la vida. Se calzó y salieron a la calle. Iban al cine, una de las pasiones que ambos compartían. No les interesó lo suficiente ninguna de las películas que estaban en cartelera. O quizá les interesó más el sexo que llevaban una semana sin practicar. Diez minutos después estaban en la cama de Iván, completamente desnudos. Es lo que tiene el sexo nonato, al no realizarlo se expande por tu cuerpo. Te contamina de vicio y de lujuria. Cuando estás acostumbrado a follar todos los días, una semana a pan y agua te convierte en un adicto sin su dosis. Iván era un yonki de la guarrería y Juanita era lo más parecido que tenía a la metadona. Estaban los dos a punto. Calientes. En ebullición. Iván abrió el cajón de la mesilla y agarró la caja de preservativos. Estaba vacía. La tiró al suelo y cogió la otra, la del fondo. Era lo bueno de ser precavido. Siempre tenía dos. También estaba vacía. Era lo malo de ser tan despistado. Nunca tiraba los envoltorios ni las cajas de nada. Su nevera estaba llena de paquetes de donetes sin dulces, de latas sin coca cola, o de cartones de leche sin líquido. Así era Iván, y así había que quererle. Aunque en ese momento Juanita no lo hacía. Estaba histérica. Y sin condones en la costa. “¿Y tú, por qué no tienes tú?” balbuceó Iván. Tenía razón. Dos no follan si uno condón tiene. “Pues porque venía a tu casa, y sé que siempre tienes dos cajas” contraatacó. Iván se calló. Tenía una idea. Se levantó de un salto de la cama y se dirigió a la estantería. “Mira” gritó, triunfal, mostrando un preservativo con un dibujito. “¿Y eso?”. “Me lo trajo un amigo, de recuerdo de Italia”. El envoltorio del condón era blanco. Había un pinocho dibujado y una frase en inglés. “Make me lie”. Juanita no sabía inglés. Iván le explicó el chiste. Le puso el profiláctico y comenzó el primer acto. La nariz de Iván funcionaba a la perfección. La música del placer inundó el cuarto con suspiros y jadeos. El orgasmo se aproximaba. Iván sabía que iba a aguantar hasta que ella se corriera. Quería ver la cara de Juanita cuando llegara al clímax. Sentir el paraíso del placer en el infierno femenino. Ella pensaba lo mismo. Quería contemplar a Iván en su cenit. En el momento del disparo. Su misión de ese día era colmar de gozo a su pareja. Ambos dejaron sus sentimientos de lado. Solo importaba el placer del otro. Y eso en el amor se paga caro.   


Juanita pensó en fingir. Iván estaba acostumbrado a regalarle un par de orgasmos antes de correrse. Comenzó a aullar. Él sonrió satisfecho. Ahora podría usar su recortada. Pero se engatilló. Estaba tan absorto pensando en Juanita que había abandonado el placer a su suerte y se había revelado. No tuvo más remedio que fingir. Gritó, gimió, lloró. Era la primera vez que representaba un orgasmo. Ambos cayeron desplomados en la cama. Dicen que una buena actuación cansa mucho. Habían mentido como dos estrellas de teatro. Había terminado la función y no se oyó ningún aplauso. Ella mantenía congelada una sonrisa agridulce en el rostro. Él se quitó rápidamente el condón vacío y lo tiró a la papelera. Vio en el suelo el envoltorio. Parecía que el pinocho se reía de él. Quizá de ellos. Los dos habían mentido. “Make us lie”. Es lo bonito del amor. Que todo se comparte.   



lunes, 24 de octubre de 2016

SOLO RECUERDO (De gatos, noches y días).




Confieso que no me acuerdo de nada.
No recuerdo el sabor de tus palabras
las noches de verano cazando horas,
tampoco el olor de abril en las sábanas
que humedecían nuestras bocas
ni el luto por sentirnos rechazados
que acabamos rompiendo en el Retiro; 
no recuerdo nuestra primera vez,
ni tampoco esa primera vez
que posé un te quiero en tus oídos. 
No recuerdo el por qué que estemos juntos,
ahora, que hace tanto tiempo que estamos
separados.  De ti recuerdo el beso
que te escribí cuando nos conocimos.
Solo eso. Era un miércoles tan frío
que los dos decidimos refugiarnos
en el cine. Yo venía borracho,
acababa de dejar a mis amigos
con todas las cervezas a un euro
que estuvieron desde las dos conmigo.
No quería estar solo y te vi sola,
una fila delante de la mía.
Te expliqué el significado del título,
y preguntaste que por qué sabía
eso, si era creyente o leía mucho.
Vimos “Los girasoles ciegos”, luego
te invité a un vino. Después tú a otro.
Sin querer terminamos la botella
y bebimos la plata de la luna,
poco a poco, intentando absorber
el calor que exhumaba en el parque.
Te conté por qué había un templo egipcio
allí, te dije que lo había leído,
y tú me dejaste leerte los labios.
Ese beso, aún, hace que me acuerde
de ti y que acuda al cine a diario;
no vaya a ser que encuentre a otra mujer
una fila delante de mí, sola,
con ganas de aprender sobre Madrid
y con tendencia a dejarse leer
un poema inolvidable en la boca.




jueves, 20 de octubre de 2016

Parodia autodestructiva




Las niñas de hoy en día tienen prisa,
no importan los futuros, solo ahora,
no viven sin el móvil ni la Visa,
no entienden de la vida sin su ropa.

Las niñas de hoy en día pierden kilos,
el malo de la peli es estar gorda,
si dejas de comer tiene sentido
si logras rebajar lo que te sobra.

Las niñas de hoy en día pasan hambre,
ya no quieren comer “pantera rosa”,
prefieren “bollycao” de los de clase,
pues saben que su leche nunca engorda.

Las niñas de hoy en día son cupidos,
son diosas del amor estando solas,
pues usan internet y ahí saben fijo

que pueden tener macho en una hora.  


Tinder Girl 

miércoles, 12 de octubre de 2016

El adiós del verano




Era perfecta. De altura, de cara, de cuerpo… de todo. Resplandecía como un manantial en medio del oasis, con su piel cetrina, que era un desierto oscuro de ángulos convexos y pecaminosos. Estaba radiante, por la sonrisa que colgaba de sus labios protuberantes y henchidos, labios prohibidos de femme fatale que había dejado el rubio mítico por un moreno incandescente. No pude apartar la vista de sus piernas. Esbeltas, coloreadas de sol y de gracia, abriéndose paso entre los demás pasajeros y parándose ante mí, con descaro, con ese vestido blanco, virginal, acabado con la sugerencia de una minifalda. Miraba con una dulzura extraña que no llegaba a materializarse, ¿cómo si no iba a mirar con ese rostro de niña tímida que esconde, a su vez, a una mujer traviesa? La fortuna estaba de mi lado. Con el vagón del metro lleno, había elegido posicionarse frente a mí, de pie. Yo levanté la mirada y ella me clavó sus ojos pardos. Sí, los ojos no necesitan ser verdes, negros o azules para aguijonearte el alma. Lo importante es la mirada. Y yo la bajé.
Estaba sentado, rodeado de un tumulto de brazos, maletas y piernas. Pero para mí solo existía ella. No podía ver más que sus muslos bronceados y la frontera que separaba la minúscula falda de su piel tentadora. Así era el verano. Un paraíso terrenal de ropa escasa y abundancia de cuerpo. Casi sin querer, como si fuera por fortuna (para mí), su rodilla derecha rozó la mano que descansaba sobre mi pierna diestra. La observé; la sentí; inquieto. Ella seguía mirándome, como si fuera un juego, el de a ver quién aguanta más, como si estuviésemos solos en ese vagón repleto de gente. Me taladraba con sus ojos hambrientos, que no eran ni verdes, ni azules, ni negros, pero sí tan intensos que no podía soportarlos. Mi mano, antes tranquila, comenzó a alterarse. Cerré los ojos.
Casi sin querer, yo también, como si fuera por fortuna (aunque fue por deseo) levanté mis dedos, lentamente, para no sobresaltarla. Rocé su muslo; contuve la respiración. Fue un momento eléctrico, el contacto con su piel, la descarga posterior. Estaba caliente; suave. Me mantuve así un rato, esperando que se alejara, molesta. Pasaría a formar parte de ese montón de babosos que soban a las mujeres en el metro. Sería uno más. Pero ocurrió lo contrario. Aprovechando un movimiento del vagón se acercó más a mí. Yo moví mi mano un poco hacia arriba, alejándome de su rodilla, escalando su muslo. Esperé una voz o un gesto de reproche. Pero todo seguía igual. Su piel quizás más caliente. Aquella pierna era un imán. Necesitaba más. Abrí mi mano por completo y estiré los dedos por toda la superficie a la que aspiraba. Me acababa de lanzar al vacío. No tenía ni idea de por qué; pero lo había hecho. Comencé a sudar. Noté cómo ella, también, parecía nerviosa. Aquel impulso atrevido iba a costarme una de las mayores vergüenzas de mi vida. Pero no pasó nada. Seguía sudando, con mi mano extendida sobre su muslo moreno. Deslicé la mano un poco más hacia arriba. Mi entrepierna se hinchó de forma vertiginosa. Estaba excitadísimo. Me la hubiese sacado allí mismo; el roce con su pierna hubiese bastado para llegar al clímax. No sabía qué hacer. Si seguir avanzando hasta llegar al borde de su falda, o esperar ahí, aguantarme el calentón, y bajarme cuando llegara mi parada. Permanecí unos segundos sin hacer nada, preso de la confusión. Fue entonces cuando ella tomó las riendas de la situación y se acercó, acorralándome. Me golpeó la pierna, sutilmente, con su rodilla, buscándome. Me llamó en silencio sin saber mi nombre, rogándome que continuara la ascensión. Mi aliento se coló por debajo de su falda y mis dedos quisieron ir tras él. Me la jugué. Toqué con la punta del dedo índice su vestido diminuto. La curiosidad pudo conmigo y, a pesar de ser gato, no me mató. La curiosidad por lo desconocido; por saber qué había detrás de aquella tela; por oler, palpar, sentir su abismo; por vislumbrar el color de su ropa interior y rasgar aquella prenda prohibida. Colé, uno a uno, todos mis dedos por debajo y continué acariciando su muslo. Degusté su excitación escuchando el murmullo goteante del averno femenino. Levanté el dedo anular todo lo que pude. Lo rocé. La tela estaba mojada. Ella tembló, levemente. Volví a rozarlo. Escuché un gemido, muy suave. Luego otro. Subí toda mi mano hacia el abismo del deseo hasta toparme con la fortaleza de algodón. La recorrí, descubriendo cada pliegue y hendidura; cada doblez y protuberancia. Necesitaba encontrar un hueco. Un lugar por donde colarme hacia el salón del trono. Logré introducir mi dedo anular por uno de los pliegues de la tela. Su piel mojada vino a abrirme la puerta; de inmediato. Me estaba esperando. Sumergí el dedo con lentitud. El calor y la humedad me envolvieron por completo. Comencé a trazar círculos concéntricos en su interior. Las paredes se dilataban. Los fluidos iban impregnándome de deseo conseguido. Metí otro dedo. Empezó a jadear. Cada vez más fuerte. Sus suspiros enloquecían mis extremidades. Yo estaba a punto de explotar. Ella también. Aullaba de placer; como una loba en celo declarando su amor a la luna llena.
Abrí los ojos. Los abrí en el momento oportuno, justo para ver cómo se cerraban las puertas; cómo el resquicio de su minifalda blanca las esquivaba, con gracia, al salir. Intenté observar su cara; regalarle una sonrisa; verla una vez más. El pelotón de gente me lo impidió. El metro se alejó de allí con la misma indiferencia de siempre. Con la misma desidia que me machacaba todos los años cuando llegaba septiembre. Observé la mano que hacía unos segundos vibraba de emoción. Aquella mano que se había dorado en el fuego interno de una mujer a la que había amado aun sin conocerla. Yacía muerta sobre mi pierna. Era una mano inmóvil, aburrida, seca. Una mano exhalando sus últimos minutos de vida. Llegué a mi destino. El primer día de trabajo tras las vacaciones nos estaba esperando. A mí; a mi mano; a todo mi cuerpo. La mujer del vestido blanco había sido el delicioso y sensual adiós que me había regalado el verano. La rutina regresaba a mi vida. Volvía la comida en lata, las broncas de mi jefe, las pajas en el baño y el estrés postvacacional.

http://diario16.com/el-adios-del-verano/
Texto: Alberto Guerra
Ilustración: Jana Hooli Gan




lunes, 10 de octubre de 2016

EL CUENBATE





Hace dos viernes me acerqué a Xelavid. Era la final de El Cuenbate, no podía perdérmelo. Ya había estado antes en varios encuentros de cuartos de final y en las dos semifinales. He de reconocer que soy adicto a los eventos que mezclan arte y alcohol a partes iguales. Beodo profesional y escritor amateur, disfruto como un niño con zapatos nuevos cuando leo un libro con una copa de vino en la mano. U observo un precioso cuadro mientras pruebo un cóctel con Fernet. Me declaro politoxicómano etílico-artístico. Igual me da whisky, tequila o cerveza que fotografía, teatro o poesía. Tuve suerte de encontrar una guarida como Xelavid. A pesar de su nueva ubicación (Calle Capitán Haya 28), rodeado de bancos y oficinas, no ha perdido ni un ápice de creatividad. Musicatas, exposiciones de fotos, shows flamencos, catas literarias… Lo importante aquí es maridar el mundo gastronómico con la cultura. Destilar arte por los cinco sentidos.
La última vez que me acerqué fue a presenciar el encuentro entre Simone Negrín y Luis Miguel García. Dos cuentacuentos. Dos combatientes. Dos guerreros que harían cualquier cosa por ganar el último duelo a vida o muerte. Atrás quedaron, en los albores de la batalla, narradores orales de la talla de Paco Bracamonte, Mónica Botella, Rocío Flores o Israel Hergón. Después llegaron dos disputadas semifinales cargadas de carcajadas y de tensión. Estuvieron a punto de costar un par de divorcios y algún que otro infarto de miocardio. Mar del Rey y Luzma G. Piqueres se quedaron a las puertas de la gran final por muy poco (Mar por tan solo un corcho). Porque en este torneo no se empuñan espadas, sino copas, y no se lanzan flechas, sino corchos. El público es el que decide quién gana y quién pierde. Como en la antigua Roma. Dos gladiadores a merced de un coliseo madrileño en pleno Cuzco. Cuanto más beben, más corchos tienen los espectadores. Cuanto más guste al público un narrador, más corchos le serán lanzados. El jugador que más corchos consiga, gana. Vincere aut mori. Sencillo. Salvaje. Sublime. ¿Qué más se puede pedir?
Llenar el vientre con vinos de toda España, cervezas artesanas o cócteles de autor mientras disfrutas la velada sumergido en deliciosas historias narradas por grandes cuentacuentos. Al final venció Simone Negrín. El argentino deconstruido. Mitad italiano, mitad gallego. Ahora le tocará defender la corona en el segundo torneo. Antiguos combatientes con ansias de venganza. Nuevos contrincantes dispuestos a sacias su curiosidad y demostrar su valía. Aún no sé cuándo empezará este nuevo Cuenbate. Espero que pronto. Mientras tanto, ya tengo marcado en rojo el sábado quince de octubre. Dos del mediodía. Arte, comida y alcohol a partes iguales. Degustación de vermús Premium, buffet de patés y embutidos, show flamenco. Esto sí que es un tridente mágico, y lo demás son tonterías.
http://diario16.com/el-cuenbate/





sábado, 24 de septiembre de 2016

69 CURIOSIDADES MADE IN SPAIN





1.    El idioma español tiene una palabra que existe gramaticalmente y se puede pronunciar, pero no se puede escribir. (Imperativo de salirle).
2.    España es, según el informe de VocesVisibles, el país europeo con más consumo de prostitución (39%) y, según un informe de Havoscope, el segundo país en ingresos generados por la prostitución, con 26.000 millones de dólares, tan solo superado por China.
3.    España es el primer consumidor de ginebra de Europa y el tercero del mundo a pesar de que la ginebra ocupa la cuarta posición como destilado más bebido del país, por detrás del whisky, el brandy y el ron.
4.    España es el país con mayor densidad mundial de bares. Uno por cada 175 habitantes.
5.    El 75% de los españoles practica sexo (al menos) una vez por semana. Somos el octavo país del mundo en cuanto a frecuencia sexual. 
6.    La tortilla francesa se originó en España durante la Guerra de la Independencia. Al escasear los alimentos, los españoles comenzaron a hacer la tortilla sin patatas, la cual fue llamada “la tortilla de cuando los franceses”. 
7.    El restaurante más caro del mundo se encuentra en Ibiza, se llama Sublimotion y la cena cuesta 1.700 euros por persona.
8.    Pese al tópico, el 58.6% de los españoles afirma no dormir nunca la siesta.
9.    Cádiz es la ciudad más antigua de Europa. Se dice que se fundó 80 años después de la guerra de Troya.
10. El símbolo del dolar ($) tiene origen español. se trata de una evolución de la abreviatura española Ps, que abreviaba pesos, piastras, o piezas de a ocho (los reales de plata españoles). Unas monedas cuyo uso estaba ampliamente extendido por los mercados de Norteaméricacuando se adoptó el símbolo del dólar en 1785. Así, varios estudios de manuscritos de los siglos XVIII y XIX explican que la s pasó gradualmente a escribirse sobre la P, desarrollando un equivalente próximo a «$». 
11. Nuestro alfabeto perdió 2 letras en 2010. (ch y ll).
12. Tenemos casi tantos aeropuertos como provincias: 48
13. El 7 de diciembre de 1969, Ángela Ruíz Robles inventó la ‘Enciclopedia Mecánica’, considerada hoy el primer prototipo de ebook.
14. El menú del día fue un invento de Franco, impulsado por el Ministerio de Información y Turismo en los 60, para promocionar nuestra gastronomía.
15. El escritor (escritora en este caso) más prolífico de la historia mundial de la literatura es Corín Tellado (escribió 4000 novelas románticas). En tercera posición está Lope de Vega (escribió unas 1800 obras de teatro, además de 3000 sonetos, 3 novelas, 4 novelas cortas, 9 epopeyas, 3 poemas didácticos).
16. Hemos tenido tres reyes que heredaron el trono con menos de 10 años: Carlos II, Alfonso XIII e Isabel II, a la cual le adelantaron la mayoría de edad para que pudiera reinar con trece años (tras las regencias de la reina María Cristina y de Espartero).
17. La Familia Real tiene asignados los números del 10 al 99 del DNI, aunque el 13 se anuló por superstición.
18. El rey más breve de España, Luis I de Borbón, llevó su corona durante seis meses y doce días. Tras su muerte, su padre, Felipe V, volvió al trono, convirtiéndose en el monarca que más tiempo ha reinado en España.  
19. Madrid es la tercera gran capital de Europa, tras Lisboa y Viena, con menos homicidios (según el último informe Eurostat recogido por Europa Press).
20. Se considera a Madrid como la capital más alta de Europa (667 metros). Aunque en realidad, con 1023 metros, este título le corresponde a Andorra la Vieja desde que Andorra se considera un estado soberano.
21. Madrid (3,2 millones) es la segunda ciudad más poblada de Europa. Solo por detrás de Berlín (3,4). Se sitúa por delante del centro urbano de Londres (3), Roma (2,7) y París (2,1).
22. Bebemos 11,2 litros de alcohol puro por persona al año, que es casi el doble de la media mundial (6,2).
23. El ejército español fue el primer en derrotar a Napoleón (batalla de Bailén, 1808). También un grupo de soldados españoles fueron los primeros en entrar en la Francia ocupada para liberarla de los nazis.
24. Somos líderes en donación de órganos. 39,7 donaciones por millón de población, el doble que la U.E. (19,6).
25. Manolo Prieto, militante del partido comunista y combatiente republicano en la guerra civil, es el autor del mítico toro de Osborne, uno de los símbolos de la marca España. Osborne, fundada en 1772, es una de las 100 empresas en activo más antigua del mundo y la segunda de España. En 1997, el Tribunal Supremo declaró que la silueta de Osborne va más allá de lo comercial y es patrimonio cultural y artístico de los pueblos de España.
26. El jamón más caro del mundo se elabora en Huelva (Manchado de Jabugo). Vale 4100 euros y es de pata blanca.  
27. Se le atribuye a Doña Baldomera, hija de Mariano José de Larra, la invención de la estafa piramidal a finales de 1800.
28. Según el Libro Guinness, en España tenemos el mortero (3,29 metros de alto y 3,07 de diámetro) y la taza  (4,73 metros de largo y 0,85 de diámetro) más grandes del mundo, construidos en el Ayuntamiento de Macael (Almería).
29. España tiene el record Guinnes de “mayor número de gente haciendo un globo de chicle al mismo tiempo”.
30. Hay 44 sitios en España que son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que nos sitúa como tercer país del mundo.
31. La Alhambra de Granada es el lugar más visitado de España.
32. Existe un buen número de museos extraños, por ejemplo, el Museo de Microminiaturas (Guadalest, Alicante), el Parque de la Vida (Luarca, Asturias), Museo Vostell Malpartida (Malpartida, Cáceres), Museo del Botijo (Toral de los Guzmanes, León), Bosque erótico de Can ginebreda (Porqueres, Girona), Casita Museo del ratoncito Pérez (Madrid), Museo del orinal (Ciudad Rodrigo, Salamanca), Museo del Bandolero (Ronda, Málaga), Museo de Boinas “La Encartada” (Balmaseda, Vizcaya), Museo de saleros y Pimenteros (Castell de Guadalest, Alicante), MIBA (Barcelona).
33. El terremoto de mayor magnitud en nuestro país tuvo lugar en Torrevieja (Alicante), el 21 de marzo de 1829. Un 6,6 en la escala Richter.
34. España exporta 20000 toneladas de jamón. El 80% de las exportaciones son a la U.E.
35. Con 14 días festivos al año, somos uno de los países de Europa con más días no laborables.
36. La Inquisición española (1478 – 1874) quemó un total de 59 brujas.
37. España encabeza la clasificación de consumo de cocaína en la U.E. ya que el 3,6% de los jóvenes consumieron cocaína en el último año, más del doble que la media comunitaria.
38. El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España, a pesar de ser uno de los países europeos con menor índice de tasa de suicidios. Ocupa el puesto 60 en el ranking mundial.
39. Consumo de pornografía, legalización del aborto y de las drogas. Estos son solo algunos de los parámetros utilizados en el I Informe de Libertad Moral en el que España aparece en el sexto puesto de un total de 160 países. (Holanda ocupa la primera posición).
40. Las cuevas de Altamira albergan el arte paleolítico más antiguo de Europa.
41. Somos líderes mundiales en descargas de contenido protegido por derechos de autor, duplicando la media europea.
42. Amancio Ortega, el hombre más rico de España y el segundo hombre más rico del mundo, gana 2.5 millones de euros al día.
43. El gazpacho y el cocido son las dos comidas más antiguas de España.
44. La esperanza de vida en la población de Madrid (83,5 años) está por encima de la media nacional  (82,3 años) y europea (79,6 años).
45. La tradición de las doce uvas en Nochevieja tiene su origen en 1909, cuando hubo una cosecha con muchísimo excedente y se crearon “las 12 uvas de la suerte”.
46. Las vieiras eran la prueba irrefutable que los peregrinos traían de vuelta para demostrar que habían hecho el camino de Santiago, por lo que en la Edad Media hubo un “tráfico de vieiras” que la Iglesia tuvo que prohibir.
47. El primer sorteo de Lotería Nacional se celebró en Cádiz en 1812, la intención era aumentar los ingresos del Tesoro Público sin tener que recurrir a subir los impuestos a los ciudadanos.
48. La mahonesa se inventó en Mahón (Menorca) y no en Francia (como muchos creen). Cuando Armand Jean du Plessi, cardenal y duque de Richelieu (1585-1642) llegó a la isla exigió comer algo y, al no haber nada preparado, un cocinero mezcló varios ingredientes hasta darles consistencia y… voila.
49. La gripe española no se originó realmente en España, sino en EEUU. Sin embargo, España fue el primer país infectado en hacerlo público.
50. En España contamos con 8 premios Nobel (si contamos la doble nacionalidad de Mario Vargas Llosa).
51. España es el tercer país del mundo donde más operaciones de alargamiento de pene se realizan (el primero es Alemania). Sin embargo, el pene de los españoles ocupa la 15º posición en el ranking mundial (13,8 centímetros). En primera posición está El Congo (17,9 cm) y en último lugar Corea del Sur (9,6 cm).   
52. Nuestro país es el tercero más visitado del mundo, superado únicamente por Francia y Estados Unidos.
53. La única estatua de Satanás que existe en el mundo está en Madrid, concretamente en el parque de El Retiro, a 666 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, en la calle Milaneses, también en Madrid, existe otra estatua de un ángel caído (más bien estampado) que es menos conocida y más cómica.
54. El restaurante más antiguo del mundo esté en Madrid. Restaurante Casa Botín (1725).
55. España es el tercer país del mundo en producción de vino (13%) por detrás de Italia y Francia. Sin embargo en 2013, por primera vez en la historia, fue primer productor mundial.
56. 1133 fue el año de la primera corrida de toros en España, en honor del rey Alfonso VIII.
57. Los tomates, las patatas, el aguacate, el tabaco y el cacao se dieron a conocer en Europa gracias a la importación de España.
58. Se cree que el origen de España viene de Hispania, que en fenicio significa “tierra de conejos”.
59. La mayor parte de los turistas españoles son de origen británico (24%). Además, el turista británico, es el más fiel de todos. El 85% de ellos repite viaje a España y un  42% regresa al menos por décima vez.   
60. 1656 es el número de escaleras mecánicas del Metro de Madrid. El mayor de cualquier metro del mundo.
61. “La marcha real” es el nombre del himno nacional español. Solo hay tres países en el mundo sin letra oficial. San Marino, Bosnia y España.  
62. España es el primer productor mundial de aceite de oliva. Produce más de 127.000 toneladas.    
63. Dos terceras partes del aceite de oliva etiquetado como italiano es, en realidad, español.
64. España es el primer país del mundo en cuanto a aceptación de la homosexualidad. Solo un 6% de la población opina que es “moralmente inaceptable”.
65. Los españoles están considerados los segundos mejores amantes de Europa (con un 7,3 de puntuación) solo por detrás de los franceses (7.5) según una encuesta realizada por Ashley Madison.  
66. España es el segundo productor mundial de almendra, solo por detrás de EE.UU.
67. Son inventos españoles la fregona (Manuel Jalón), el chupa chups (Enric Bernat), el submarino (Isaac Peral), el futbolín (Alejandro Finisterre), la calculadora digital (Ramón Verea) y la anestesia epidural (Fidel Pagés).
68. España es el tercer país de la U.E., solo por detrás de Hungría y Portugal, donde hay más adultos que no hablan otro idioma (47%).

69. Las españolas son las mujeres más deseadas de Europa. Siendo las favoritas de italianos, alemanes, belgas e ingleses. Los españoles, por su parte, ocupan la segunda posición del ranking, solo por detrás de los italianos. Los hombres españoles triunfan especialmente entre las italianas (43%) y las alemanas (30%).